Picadura de alacrán: 7 consejos para evitarlas

Las altas temperaturas y las lluvias propias de los primeros meses del año suelen propiciar la aparición de alacranes y escorpiones. Te enseñamos las claves para evitar que aparezcan en tu hogar y curar las picaduras de alacrán.

Existen muchas especies diferentes de alacranes, muchas de ellas son totalmente inofensivas y no representan un peligro para nuestra salud. La familia de alacranes o escorpiones venenosos son los Buthidae. Dentro de ella, el género Tityus trivittatus es muy peligroso ya que la picadura de alacrán es altamente venenosa. Podemos encontrar ejemplares en zonas urbanas, con lo cual hay que tener mucho cuidado en caso de encontrarse con un ejemplar o avistar uno en el hogar.

Los alacranes del género Tityus trivittatus se distinguen de otros ya que poseen una cola doble punta,  pinzas finas y delgadas y son de color castaño claro. Suelen habitar espacios secos, cálidos y alejados de la luz, es por esto que se los puede encontrar en cañerías y sótanos. Se alimentan de otros bichos, especialmente de cucarachas. Su actividad crece durante la noche.

Su picadura puede ser extremadamente peligrosa en personas débiles o con problemas de salud, ya sean niños o ancianos. Es importante saber que las víctimas más sensibles al veneno de la picadura de alacrán son las de menor tamaño y peso, ya que el veneno actúa y se distribuye más rápidamente.

Los síntomas de la picadura de alacrán

El primer síntoma perceptible es el dolor en la zona de la picadura. Se siente un dolor parecido al de una quemadura y la piel comienza a enrojecerse. Otro síntoma de la picadura es la sensación de adormecimiento de la extremidad o de la zona en la cual la víctima fue atacada. Pueden ocurrir también algunas contracciones musculares fibrilares. Otros síntomas notables son la salivación constante, los vómitos y la diarrea.

La gravedad de la picadura depende de la distribución del veneno por el cuerpo de la víctima o no. Si se expande puede comprometer el sistema nervioso y el aparato cardiovascular. Esto puede provocar paros cardíacos.

¿Qué debo hacer si me pica un alacrán?

Ante el primer síntoma hay que acudir inmediatamente al médico o al hospital más cercano para que se administre la cura contra el veneno. Se debe evitar a toda costa el contacto con la zona infectada: no se debe perforar, ni apretar ni intentar succionar el veneno por cuenta propia, así como tampoco aplicar medicamentos sin la consulta de un médico. Los especialistas recomiendan aplicar únicamente un poco de hielo sobre la zona afectada.

Dentro de lo posible, se recomienda capturar al alacrán responsable de la picadura ya que esto facilita la identificación del veneno y la cura a administrar.

¿Cómo evitar a los alacranes?

Existe una serie medidas de seguridad que podes adoptar fácilmente para evitar el contacto con alacranes, así como la invasión a la seguridad de tu hogar.

Para evitar su ingreso, se pueden instalar rejillas en todos los desagües y caños al aire libre, así como un control regular de las entradas y salidas de las cañerías. Eso ayuda a evitar que pululen en sus zonas de preferencia. Es importante también la instalación de mosquiteros en puertas y ventanas, así como la reparación de grietas en todas las superficies.

Dentro de lo posible, es recomendable limpiar cuidadosamente los alrededores de la vivienda y controlar los desechos para eliminar o minimizar la población de insectos que puedan servir de alimento a los alacranes, especialmente las cucarachas y las arañas.

En cuanto a la aplicación de plaguicidas, estos deben ser utilizados bajo el asesoramiento de personal autorizado y profesional debido a la toxicidad de la concentración necesaria para eliminar a los alacranes.

También se recomiendan el cuidado de ciertas costumbres o prácticas diarias. Por ejemplo, evitar tirar la ropa y los calzados al suelo. En tal caso, es importante que se sacuda la ropa y se revise el calzado antes de ser utilizado.

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Carlos González-Román Ferrer. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por No se transferirá ningún dato a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.