Me siento fea
Hay hechos de la vida que no podemos pasar por alto ni negar, como por ejemplo el clásico: “me siento fea y eso me hace infeliz”.

Y es que existen aquellos a quienes la naturaleza les ha brindado una belleza física innata e innegable y hay a quienes simplemente los ha dotado de otras gracias y dones para suplir la tan anhelada belleza natural.

¿Te sientes fea y esto te impide ser feliz? No te preocupes más, sigue leyendo. Creemos tener la solución para ti a lo largo de estas líneas.

 

Soy fea y nadie se fija en mí

Antes que nada vamos a diferenciar entre dos situaciones: una cosa es no poder negar una realidad: “soy fea” o “me siento fea” y otra es no poder controlar esa realidad.

Pero como dijo don Jack: ¡vayamos por partes!

Es imposible negar el hecho de que lo primero que hemos de hacer con la realidad es aceptarla, puesto que de nada sirve quedarnos llorando por los rincones. Solo así podremos actuar en consecuencia: si no podemos cambiarla, al menos hacer lo necesario para mejorarla.

Los lamentos del estilo: “nadie se fija en mí” o “no podré ligar nunca” son completamente inútiles, porque la falta de belleza no significa que no puedas encontrar a tu pareja ideal. Piensa que aquel que solo te quiera por ser bella no merece tu amor, solo el que te quiera por ser quien eres y no por cómo eres será la persona que necesitas.

Hay muchas cualidades, más allá de la belleza, que hacen que los demás vean guapa a una persona fea. Incluso pasa al revés, si una persona guapa no cuenta con otras cualidades, a medio plazo ya no parece tan guapa ¿verdad? Lo esencial de tener esas cualidades es saber explotarlas.

 

Y entonces, ¿qué hago si me siento fea?

Una vez que hayas aceptado la situación, dejando de lado los lamentos y los “por qué a mí”, has de empezar por determinar dos cosas:

  1. Cuáles son las características que realmente te hacen sentir fea.
  2. Cuáles son las características que te favorecen y hacen sentir más atractiva.

Una vez resueltas esas dos preguntas podrás comenzar a poner manos a la obra para disimular las primeras y resaltar las segundas.

 

gustar a los demás

Herramientas para gustar a los demás

  • Maquillaje: Para disimular los atributos que no te favorecen, nada mejor que aprender algunas técnicas y trucos de maquillaje. Un rostro bien maquillado puede hacer maravillas que ni siquiera se te cruzan por la mente ahora mismo.
  • Corte de cabello: Si hay algo capaz de cambiar radicalmente nuestro rostro, además del maquillaje, es el cabello. No todos los cortes de pelo quedan bien a todo el mundo, por eso has de encontrar el que más te favorezca y que además, te brinde personalidad. Un buen estilista sabe cómo ocultar tus rasgos menos favorecedores y resaltar los mejores. ¡Ponte en sus manos!
  • Manicura: Unas manos bonitas pueden enamorar, por lo que jamás has de descuidar la salud y la belleza de tus uñas. ¿No sabes cuidarlas por ti misma? ¡aprende! Hay una cantidad enorme de vídeos en Youtube que enseñan a hacer maravillas con las uñas. ¡Empieza a verlos y conviértete en una experta manicura!
  • Vestimenta: El estilo en el vestir es fundamental. La ropa habla de quién somos. Si tienes una personalidad avasalladora y te vistes para ocultarte, estarás neutralizando sus efectos. Por el contrario, si eres tímida y tu estilo de vestir acompaña esa timidez, estarás haciéndote un flaco favor a ti misma. Pero eso sí, por sobre todas las cosas, tus prendas de vestir han de hacerte sentir segura y cómoda en todo momento.
  • Haz una dieta sana: no tanto para adelgazar como para que la salud se refleje en tu piel. Y si puedes quitarte de encima esos kilitos de más, ¡pues mucho mejor!

Y por último, recuerda que la verdadera belleza comienza por el interior. Lee, haz yoga, estudia siempre algo nuevo, permanece actualizada en todo momento, cultiva tus cualidades personales y sobre todo, aprende a reírte de ti misma y sé una buena persona. El rostro se embellece también con los buenos pensamientos y la gente sabrá valorarte cuando dejas traslucir tu bondad y generosidad.

En definitiva, siéntete mejor contigo misma, no dejes de ser tú para que te quieran por quien realmente eres y tu pareja ideal no tardará en aparecer.

¿Qué haces tú para mejorar tu aspecto? ¡Compártelo con nosotras en los comentarios!