Limpiar persianas altas por fuera


Quien haya tenido que pasar por la tarea de limpiar persianas por fuera alguna vez en su vida, sabe lo trabajoso, incómodo y muchas veces arriesgado que esto resulta.

Las persianas son uno de los elementos no solo imprescindibles sino ineludibles de nuestro hogar. Todos tenemos persianas con cuya limpieza hemos de lidiar tarde o temprano. Y son especialmente aquellas que dan a la calle o a patios interiores las que se ensucian con mayor facilidad.

¿Quieres conocer algunos de los mejores trucos caseros para limpiar persianas? ¿Necesitas que la limpieza dure el mayor tiempo posible? ¡Sigue leyendo!

3 Trucos para limpiar persianas por fuera

 

Limpiar persianas altas por fuera

No importa si lo que necesitas limpiar son persianas baratas y sencillas o caras y sofisticadas, todas requieren de destreza y una importante dosis de paciencia. ¡Pero no te agobies! Hoy te contaremos unos magníficos trucos caseros que te facilitarán la vida a la hora de dejarlas como los chorros del oro.

1. Limpieza con agua, jabón y un paño húmedo

 

Ten en cuenta que si las persianas son altas, no es un buen plan sacar medio cuerpo fuera para limpiarlas, pues estás corriendo el riesgo de tener un accidente. Es por ello de suma importancia contar con una escalera segura antes de poner manos a la obra.

Materiales necesarios:

  • Escalera segura.
  • Destornillador.
  • Paño de limpieza.
  • Barreño con agua y jabón.
  • Excepcionalmente puede ser necesario recurrir a algún producto de limpieza químico.

El primer paso es extraer el tambor de la persiana y aprovechar para limpiarlo, pues es más que seguro que esté lleno de polvo, telas de araña y desde luego, arañas. El tambor es la parte superior en la que quedan enrolladas las lamas; como suele estar atornillado sacarlo no es tarea fácil, pero con un poco de habilidad y un destornillador apropiado conseguirás hacerlo.

Una vez nos hemos librado de la tapa del tambor usaremos una escalera para proceder a la limpieza de cada una de las lamas de la ventana. Para ello humedecemos el paño en el barreño con agua y jabón.

Si hay manchas difíciles de quitar lo ideal es utilizar algún producto de limpieza indicado para el material con el cual esté fabricada la persiana. Por ejemplo, un limpiador jabonoso suave como el del lavavajillas es perfecto.

Si tus persianas son metálicas y están muy sucias, te recomendamos limpiarlas con un trapo humedecido en alcohol; se trata de un producto muy efectivo a la hora de eliminar suciedad enquistada en este tipo de superficies. 

Deja secar las lamas al aire para que no se llenen de polvo, vuelve a colocar el tambor ¡y listo!

2. Limpieza con un plumero

 

Este tipo de limpieza es el indicado para persianas de cualquier material, siempre y cuando la suciedad se reduzca al polvillo del día a día.

Materiales necesarios:

  • Un plumero.
  • Una escalera si no tienes un plumero de palo largo.

En casi cualquier tienda de limpieza puedes encontrar un plumero de palo largo que te permita limpiar hasta el rincón más recóndito de tu persiana fácilmente. En el caso de que no tengas uno, utiliza una escalera.

Pasándoles el plumero a tus persianas cada poco tiempo evitarás que la suciedad entre en tu casa o se adhiera en las lamas de la persiana.

limpiar persianas de madera

3. Limpiador de parqué para las persianas de madera

 

Si las persianas son de madera y quieres dejarlas relucientes, te recomendamos que uses un producto específico para limpieza de suelos de parqué.

Materiales necesarios:

  • Una escalera segura.
  • Un paño humedecido en agua a temperatura ambiente.
  • Cualquier producto indicado para limpiar parqués.
  • Un paño humedecido en el producto.
  • Un paño seco para lustrar.

El primer paso es eliminar toda la suciedad de tus persianas usando solo el paño húmedo. Una vez que hayas quitado el polvo por completo, déjalas secar al aire.

A continuación pasa con cuidado el paño embebido en el producto químico para parqués. Hazlo pacientemente lama por lama y déjalas secar. Finalmente pásales el paño seco para sacarles lustre. ¡Tus persianas serán la envidia del barrio!

 

Lo ideal es hacer una limpieza a fondo de las persianas una vez al mes, ¿cada cuánto tiempo lo haces tú? ¡Déjanos tus trucos en los comentarios!