Cómo hacer gel desinfectante casero para combatir el coronavirus

0Shares

Antes de que sigas leyendo queremos dejar claro que preparar gel desinfectante casero puede convertirse en un acto potencialmente peligroso si no se hace correctamente.

La misma Organización Mundial de la Salud advierte que la guía que ha publicado no tiene garantía de ningún tipo, ni explícita ni implícita. Cada uno de nosotros es responsable de su interpretación.

A lo largo de este artículo te brindamos varios consejos útiles y al final encontrarás la guía que brinda la OMS para hacer alcohol en gel casero.

Lavarse las manos para evitar el coronavirus

Agua y jabón ¿son suficientes para matar el virus del coronavirus?

 

En pleno brote de coronavirus, las autoridades sanitarias insisten en que es importante lavarnos las manos con agua y jabón cuando hemos estado en una situación de riesgo. Pero también hacen hincapié en que hay que dejarlo actuar en nuestra piel el tiempo suficiente y el lavado ha de llevarse a cabo de forma correcta.

No juegues con tu salud ni la de los tuyos como si de una tómbola o un juego de casino se tratase. En esta epidemia ni el azar ni la diversión tienen cabida; es importante actuar con responsabilidad y poner todo de nosotros para que juntos podamos vencer la pandemia.

El gel desinfectante en la pandemia del coronavirus

 

Sin embargo, también es cierto que el gel desinfectante es una gran medida para combatir un posible contagio del virus. Pero eso sí: ¡úsalo siempre con las manos secas! 

Ahora bien, debido a la tremenda situación que prácticamente todo el mundo está viviendo, y a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado a este virus como pandemia, las farmacias han visto agotadas sus reservas de gel de manos desinfectante.

Este es el motivo por el que seguramente hayas llegado hasta aquí y te hayas planteado hacerlo en casa.

Pasos fundamentales para disminuir la propagación del virus

 

Lavarse las manos con agua y jabón cuando:

  • Demos la mano a alguien.
  • Cuando tengamos cualquier tipo de contacto personal o social.
  • Lleguemos del exterior a nuestro hogar.
  • Toquemos superficies de espacios públicos.

Al estornudar o toser:

  • Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo descartable o con la manga, nunca con las manos.
  • Tirar los pañuelos al contenedor de inmediato.
  • Lavarse las manos con agua y jabón durante, al menos, 20 segundos.

Evitar el contacto con poblaciones de riesgo para protegerlas: 

  • Adultos mayores.
  • Personas inmunodeprimidas.
  • Personas con cualquier tipo de enfermedad.

No tocarnos los ojos, la nariz ni la boca si no nos hemos lavado las manos previamente.

Gel desinfectante casero

¿Cómo hacer gel desinfectante de manos en casa?

 

¡Y ahora sí, vamos al tema que te interesa!

El gel antibacterial es un producto que se puede hacer en casa perfectamente. Es por esta razón que la OMS nos brinda dos fórmulas para hacerlo.

¡Eso sí, ten mucho cuidado con las indicaciones! Ya que si realizas el procedimiento de forma incorrecta, podrías causar alergias en la piel al aplicar el producto.

Guía de la OMS para hacer gel desinfectante casero

 

El principal objetivo del gel desinfectante es su cómodo transporte y la facilidad de tenerlo disponible cuando se necesita. 

El gel antibacterial está compuesto de 3 ingredientes: agua, alcohol y glicerina (u otro gel). Algunos productos comerciales incluyen vitamina E, pero no es imprescindible si lo vas a hacer en casa.

Lee con atención la guía que brinda la OMS para hacer gel casero. Ten en cuenta que es bastante complicado controlar cómo se diluye el alcohol y también es muy difícil garantizar que, durante el proceso, la mezcla no se contamine con bacterias.

0Shares
Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Carlos González-Román Ferrer. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.