cocinar la pasta perfecta

— ¡Uy! se ha hecho tarde, ¿comemos espaguetis que son fáciles y rápidos de hacer? Si esta conversación te suena es porque seguramente has vivido esta situación más de una vez.

La idea más generalizada es que cocinar pasta es algo simple, que lo puede hacer cualquiera. Sin embargo, esto no es del todo así. ¿Te pasa que no siempre te sale igual? Y ni qué decir que jamás te queda en el punto en que le gusta a todo el mundo. 

“Te ha quedado un poco dura”

“Se te ha pasado de cocción”

“A la abuela siempre le quedan bien, no sé por qué a ti no”.

Son las frases que frecuentemente suelen flotar en el ambiente familiar tras probar un plato de macarrones o de espaguetis que acabamos de cocinar con todo nuestro amor y dedicación.

Si te sientes identificado o identificada con esto, ¡sigue leyendo! Hoy te brindaremos siete tips de cocina que no puedes desconocer para lograr que tu pasta quede siempre perfecta.

7 tips para cocinar la pasta como un profesional

cocinar la pasta perfecta

Si quieres saber cómo cocer pasta y que te quede igual de buena que a los grandes chefs italianos, lee los siguientes tips ¡y luego nos cuentas!

1. Calcula las cantidad de agua según la pasta

Es habitual que, por las prisas, llenemos una olla de agua al tuntún, sin pensar en la cantidad de pasta que deseamos cocer. 

Nada más errado que esto, ya que la pasta ha de cocinarse con una gran cantidad de agua porque al hervir toma algo de volumen y el agua se evapora con el calor. Tal es así que, para que ni los macarrones ni los espagueti se peguen, has de tener en cuenta la proporción correcta.

¿Cómo calcular la proporción correcta de agua?

Es simple. Multiplica el peso de la pasta que quieras cocer por 10 y así lograrás conseguir la proporción correcta en litros de agua.

Ejemplo: Si quieres cocer 300 gramos de pasta, añade a la olla 3 litros de agua.

¿Fácil? Sí, pero hay que saberlo y sobre todo, ¡recordarlo!

2. Cómo calcular la sal

El cómo calcular la sal es otro aspecto al que solemos darle poca importancia porque estamos muy acostumbrados a echar la sal “a ojo”.

La cantidad ideal de sal gruesa (sal gorda) a añadir por litro de agua es de 1,5 gramos.

3. ¿Cuándo añadir la sal?

La respuesta es: cuando el agua ha comenzado a hervir. Si la añades antes lo único que lograrás es que la sal pierda consistencia y la ebullición se retrase un poco más de lo deseable.

4. ¿En qué momento has de echar la pasta?

Pues la cuestión es que hay que echar la pasta en el momento preciso. ¿Y cuál es el momento preciso? Pues es cuando el agua está hirviendo y ya has echado la sal.

Asegúrate de que el agua esté en plena ebullición porque al echar la pasta, se enfría bastante y eso hace que el resultado final no sea el deseado. Una vez añadida la pasta, remuévela para evitar que se pegue.

5. ¿Tapar o no tapar la olla?

Nunca tapes la olla. Deja la tapa lejos para no caer en la tentación de ponerla sin darte cuenta.

6. ¿Cómo saber cuál es el tiempo ideal de cocción?

Esto ya dependerá del gusto de los comensales. Lo mejor es hacerle caso al fabricante y leer las instrucciones contenidas en el paquete.

Si te gusta “al dente, es decir que quede firme, pero no dura, sácala un minuto antes de lo indicado. Una buena forma de que la pasta quede “al dente” es apagar el fuego y echarle un vaso de agua fría para detener de golpe la cocción. Finalmente, procedemos a colarla.

Nunca pongas la pasta colada debajo del grifo para enfriarla porque perderás la capa de almidón que la recubre y lo único que conseguirás es que a la salsa le cueste adherirse.

7. Último paso: añadir la salsa

Añade la salsa justo cuando la pasta ha terminado de cocerse y de esta manera obtendrás una mezcla mucho más homogénea.

Y tú, ¿tienes algún otro truco para lograr cocinar una pasta perfecta? ¡Déjalo en los comentarios!