5 secretos para que no deje de pensar en ti

¿Esa persona que tanto deseas se te resiste? ¿No te presta la suficiente atención? ¿Te gustaría que no deje de pensar en ti ni por un momento? Si no eres un afortunado en el amor es muy posible que, en mucha parte, se deba que haya algo que no estás haciendo bien.

A lo largo de este artículo, que será de utilidad tanto para mujeres como para hombres, te contaré los cinco principales secretos para que esa persona especial no pueda dejar de pensar en ti. Y lo mejor, para lograrlo no necesitas tener belleza ni tampoco ser demasiado inteligente. 

Cómo hacer para que no deje de pensar en ti

Cómo hacer que no deje de pensar en ti

A continuación, conocerás los secretos mejor guardados de aquellos “rompecorazones” a los que ves siempre rodeados de enamorados.

Y,  si te interesa, puedes leer cómo enamorar a un hombre perdidamente para complementar estos consejos. ¡Ningún conocimiento está demás!

  1. Todos queremos lo que no podemos tener. Búscalo y cuando te devuelva el mensaje o la llamada, no estés disponible de inmediato. Al principio intenta establecer cualquier tipo de contacto con él o ella. De esta forma no dejarás que decaiga su interés por ti, pero cuando tengas la seguridad de haber ganado su atención, toma distancia. Esto hará que su subconsciente reaccione de inmediato, pues en principio sentirá que te ha perdido y esto le causará gran inestabilidad. Pero lejos de olvidarse de ti, su interés se acrecentará.
  2. No muestres exceso de interés, pero tampoco indiferencia. El exceso de interés abruma, por lo que controla tus ansias de hacer demasiadas cosas bonitas por él o ella. Si estás todo el tiempo demostrándole tu cariño e tu interés, se sentirá presionado,c la obligación de devolverte el gesto y terminará abrumándose. Encuentra el término medio y esa persona que deseas será tuya.
  3. Preocúpate por sus aficiones. No hay nada que le guste más a un ser humano que el poder hablar de las cosas de las que disfruta. Si muestras interés en su vida, en las tareas que realiza a diario, en su deporte favorito, en las comidas que más le gustan, en su música preferida, despertarás en su mente las cuatro hormonas de la felicidad: endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina. Estas hormonas activan el placer, aumentan la motivación y el deseo. Como ves, esto tiene una base científica, ponlo en práctica y te aseguro que en poco tiempo será él quien te busque para interesarse por ti.
  4. Cultiva la seguridad personal. Las personas que están seguras de sí mismas, lo transmiten a los demás y es esta misma seguridad la que logra conquistarlos. Aleja de ti los pensamientos negativos, mírate al espejo y repite continuamente al despertar lo maravillosa (o maravilloso) que eres. Sonríe, dí lo que piensas sin miedo a la crítica, cuida tus posturas corporales, desprende seguridad y lo tendrás a tus pies.
  5. Presta una especial atención a tu presencia. Aunque queramos negarlo, la primera fase del amor entra por la vista. No es que necesites poseer una belleza extraordinaria, sino que has de aprender a sacar partido de tus mejores cualidades, incrementar aquellas que sabes que conquistan a los demás e intentar disimular las que consideras que no son tan atractivas. Cuida tu cabello, tu ropa, tu maquillaje, tu perfume, tus uñas, tus manos, tus pies… En definitiva, si tú te ves bien, los demás también lo harán.

Y tú, ¿tienes algún truco que quieras contarnos para seducir a los demás y lograr que no dejen de pensar en ti?

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Carlos González-Román Ferrer. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por No se transferirá ningún dato a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.