Pan crujiente como recién hecho

¡Síguenos y danos un like!

 

Si eres de los que, como yo, guardan el pan en el congelador y se acuerdan de sacarlo el último minuto antes de necesitarlo ¡sigue leyendo! porque te harás fan de este truco que hoy te traigo y que te permitirá comer el pan más sabroso y crujiente de tu vida.

A la hora de desayunar, de almorzar o de cenar, si hay algo que realmente molesta y estropea cualquier buena comida, es no contar con pan fresco y cuando digo fresco, obviamente no me refiero al pan helado del congelador, sino a ese pan caliente, crujiente que sabe a pan recién horneado.

¿Se te hace la boca agua?

Pues si estás a punto de comer, todos tus comensales te esperan hambrientos alrededor de la mesa y tú te das cuenta de que tienes el pan congelado… ¡no te preocupes! tal vez sea lo mejor que te ha pasado en el día. Este truco te ayudará a alardear de ser el o la artífice de los mejores panecillos del mundo.

Atención: no se trata de tostar el pan ¡eso lo hace cualquiera!

Requisitos indispensables:

  1. Tostadora.
  2. Pan congelado.
  3. Hambre.

El truco es muy sencillo, ¡vamos a por él!

Cómo conseguir los panes más ricos en 2 minutos

 

Todo lo que tienes que hacer es poner el pan congelado sobre la tostadora durante 1 minuto y a continuación, darle la vuelta y dejarlo 1 minuto más.

¡Y voilá! Prepárate para disfrutar del pan más rico que has comido nunca.

El pan queda maravilloso, tanto en textura como en aspecto, y listo para añadirle mantequilla, dulce o mermelada si lo quieres para el desayuno o la merienda, o si lo prefieres a la catalana para el almuerzo o la cena, solo has de frotarlo con tomate maduro y rellenarlo con jamón, atún o lo que se te ocurra y tengas a mano.

Pan crujiente como recién hecho en imágenes

Pan crujiente

1. Pan congelado (recién sacado del congelador).

2. Otra vista del pan congelado.

como hacer el pan crujiente

3. Pan colocado SOBRE la tostadora de un lado.

4. Pan colocado SOBRE la tostadora del otro lado.

5. ¡Y listo! ¡A disfrutar del pan crujiente como recién hecho! Observa que NO está artificialmente tostado.

Consejo útil

Si al abrir el pan te encuentras con que aún ha quedado congelado por dentro, todo lo que tienes que hacer la próxima vez es dejarlo reposar sobre la tostadora unos pocos minutos adicionales, de este modo el calor alcanzará el interior para terminar su descongelación. La cantidad de tiempo dependerá del grosor y características del pan, pero con 5 minutos suele bastar.

¡Salud y panecillos que saben como recién horneados!

¡Síguenos y danos un like!
Marcar el Enlace permanente.

¿Conoces otra forma? ¡compártela con todos nosotros!