Hacer ejercicio NO adelgaza

¡Síguenos y danos un like!

¿Te ha sorprendido el título de este artículo? ¿Realmente creías que hacer ejercicio adelgaza? Pues no, hacer ejercicio no adelgaza e incluso puede hacerte engordar. Sí, así como lo lees. Estar consciente de esta realidad es el primer paso para poner en marcha este truco casero.

Hacer ejercicio ayuda a consumir calorías y a quemar grasas, a tener una vida más sana (que no es poco), a crear masa muscular, a sentirte mejor contigo mismo, a limpiar tu mente, pero no adelgaza.


Como experiencia personal con mis largas salidas en bicicleta por la montaña, puedo contarte que es bastante desmotivador el ver que por más que te esfuerzas, no adelgazas. Es cierto que ganas musculatura, pero como el músculo pesa más que la grasa, inicialmente aumentas de peso. Lo peor es que aunque veas que el cuerpo te va cambiando, que las piernas, la espalda y brazos se fortalecen y endurecen, ¡no logras perder la grasa allí donde más lo necesitas!

Hacer ejercicio no adelgaza, para adelgazar es necesario además, consumir menos calorías que las que gastas y lo más habitual es que al comenzar a hacer ejercicio tengas más apetito. He aquí el gran problema.

¿Qué sucede cuando hacemos ejercicio?

  1. Al someter a nuestro cuerpo a un esfuerzo no habitual, comienza a crearse tejido muscular, hay un aumento de proteínas y esto produce retención de líquidos. Nuestro cuerpo empieza a prepararse para soportar el esfuerzo que requiere hacer ejercicio.
  2. Al necesitar más energía, el cuerpo almacena más glucógeno, el glucógeno retiene agua y esto contribuye a que la maldita balanza nos diga que hemos ganado peso.
  3. Si a todo esto le sumas que luego de hacer ejercicio tienes más apetito, pues la fórmula hacer ejercicio = adelgazar, se convierte en una miserable mentira.
  4. El volumen de sangre también puede aumentar: ganas peso.

Cambia tus hábitos y cambiarás tu cuerpo

Si haces ejercicio, pero sigues comiendo (y pensando) igual de mal, el resultado es que mantendrás el peso o incluso lo ganarás.

No hay milagros, el que te diga lo contrario miente vilmente: comida sana, motivación alta y tiempo son los únicos factores que se necesitan para adelgazar.

Llegará un punto en que si mantienes la motivación, la dieta y el ejercicio, perderás esa maldita grasa. Sin embargo, si no estás consciente de que el ejercicio incluso puede hacerte engordar, nunca podrás ponerle remedio.

Pueden pasar meses en que no veas cambios en tu cuerpo ¡meses! ¡si, suena desmoralizante!, pero no, no es así. Está muy bien que no adelgaces rápidamente, así le darás tiempo a tu piel a que se adapte a la nueva forma del cuerpo.

Truco casero para adelgazar

Hacer ejercicio no adelgaza

El truco se encuentra encerrado en una fórmula matemática básica; se trata de gastar calorías haciendo ejercicio, pero no consumir más calorías que las que has gastado.

¡Así de sencillo y así de díficil a la vez!

Descansar bien es además fundamental para que el cuerpo recupere la energía y te permita volver a hacer ejercicio.

La fórmula es:

+ Ejercicio – consumo de calorías + descanso: adelgazamiento seguro. A esto añádele unas gotitas de constancia y tienes el éxito asegurado.

Perlita del día

Nunca olvides que el ejercicio no debe ser pensado para adelgazar sino para vivir de forma saludable mental y físicamente. Para adelgazar: dieta equilibrada.

¡Síguenos y danos un like!
Marcar el Enlace permanente.

¿Conoces otra forma? ¡compártela con todos nosotros!